Edificios en los que los bienes de cada propietario tienen caracteristicas muy diferentes

Es normal encontrarnos con un propietario que tiene un piso de 110 m², con terraza y plaza de garaje mientras que otro tiene un apartamento de 60 m². En estos casos hay que calcular el consumo imputable a cada finca, en función de su cuota de participación y en función de la posibilidad de uso de los elementos comunes.

En situaciones tan comunes como la anterior, es evidentemente, que el propietario de un apartamento sin plaza de garaje no tiene que pagar los gastos de compra de un extintor para el garaje ni el dueño de la plaza de garaje debe pagar los gastos de la reparación del portal que no utiliza.